Mes: noviembre 2013

Murakami y la otra cara del tradicionalismo japonés

Imagen de cabecera: Michelle Robinson «Me lleva tiempo evocar su rostro. Y conforme vayan pasando los años, más tiempo me llevará. Es triste, pero cierto. Al principio era capaz de recordarla en cinco segundos, luego éstos se convirtieron en diez, en treinta segundos, en un minuto. El tiempo fue alargándose paulatinamente, igual que las sombras en el crepúsculo. Puede que pronto su rostro desaparezca absorbido por las tinieblas de la noche. Sí, es cierto. Mi memoria se está distanciando del lugar donde se hallaba Naoko. De la misma forma que se está distanciando del lugar donde estaba mi yo de entonces» Haruki Murakami, natural de Kioto, ha generado grandes controversias con sus novelas, siempre de corte surrealista y con el sexo y el amor como principales telones de fondo para la expresión de la naturaleza humana. La lectura del eminente escritor japonés, uno de los favoritos en recibir el Nobel de literatura, comienza pausada, prestando atención a los sentimientos de los personajes; a sus fantasmas. Murakami recorre las sendas de la mente humana a través de …

Walt Whitman, el buen poeta gris.

“Surgirá un nuevo orden y sus hombres serán los sacerdotes del hombre, y cada hombre será su propio sacerdote.” ( Walt Whitman) De profunda mirada azul y noble, estilo sencillo y alma inmortal,  el poeta Walt Whitman hechiza a todo aquel que se acerca a sus  magistrales versos, sus cantos a la naturaleza y sus genuinas alabanzas a la libertad.  Capaz de convertir cada hecho en poesía,   fue el primero en desvincularse de los cánones formales de la poética inglesa del momento, y se convirtió de esta manera en el padre del verso libre y en uno de los escritores más influyentes que nos ha dado la historia. Su obra ‘ Hojas de hierba’ (1855) es considerada el evangelio  de la naturaleza y la fraternidad. “Así como soy existo. ¡Miradme! Esto es bastante. Si nadie me ve, no me importa, y si todos me ven, no me importa tampoco. Un mundo me ve, el mas grande de todos los mundos: Yo. Si llego a mi destino ahora mismo, lo aceptaré con alegría, y si no …